El Libro de Jeremias by Jacques Briend; Nicolas Darrical (tr.)

By Jacques Briend; Nicolas Darrical (tr.)

Show description

Read or Download El Libro de Jeremias PDF

Similar bible study & reference books

The Apocrypha: Including Books from the Ethiopic Bible

The variety of books within the Bible is determined by which Bible is being referenced. Protestant and Catholic church buildings realize 27 New testomony books. Protestants realize 39 books of the Jewish canon within the outdated testomony. Roman Catholics carry forty six books of the previous testomony as canon, in addition to improved types of Esther and Daniel.

I Predict 2000 A.D

Booklet through Sumrall, Lester Frank

A Case for Amillennialism: Understanding the End Times

In a transparent and obtainable demeanour, Kim Riddlebarger provides and defends amillennialism—the trust that the millennium is a gift truth headquartered in Christ's heavenly reign, now not a destiny desire of Christ's rule in the world after his return—as the historical Protestant knowing of the millennial age.

Recognizing that eschatology—the examine of destiny things—is a classy and debatable topic, Riddlebarger starts off with definitions of key terminology and an outline of varied viewpoints and comparable biblical topics. He then discusses key passages of Scripture that undergo upon the millennial age, together with Daniel nine, Matthew 24, Romans eleven, and Revelation 20. eventually, he evaluates the most difficulties dealing with all the significant millennial positions and cautions us to pay attention to the implications of every view.

This improved variation features a new foreword from Michael Horton, a brand new bankruptcy at the antichrist, a brand new bankruptcy on indicators of the top, and several other important charts and indexes.

Additional resources for El Libro de Jeremias

Example text

Una de las cuestiones que suscitan estos oráculos, sin que sea la cuestión esencial, es por tanto su vinculación con la predicación real del profeta Jeremías. En la base de este opúsculo es posible descubrir una serie de oráculos de salvación dirigidos al Israel del norte, que se encontraba bajo el dominio de los asirios desde el año 722. Uno de los criterios para señalar esos oráculos es que se' pronuncian para una colectividad a la que se interpela con los nombres de Jacob, Efraín o Israel. ).

Ir rm ~mTlr qu l:f 11; r'rclÓ1 ír e¡n;'clYY'cfUb' L Cí Cl eTttr es- qu l:f ¡Ir venida de ese dla es inevitable y el profeta pide entonces a DIos que le dé una suerte distinta de sus perseguidores SI el v 18 inSiste en su castigo, es porque el castigo tiene que sobrevenir para que se cumpla la palabra de DIos (cf Jr 1, 11-12) Encontramos este mismo acento en otra oraClon, la de Jr 18, 19-23 El profeta sufre por el contraste entre el papel que ha representado de Intercesor del pueblo ante DIos y la actitud de los oyentes que se convierten en adversanos suyos Los v 21-23 son un verdadero gnto de maldlclon contra sus adversanos, resulta un tanto extraña esta llamada a la venganza de DIOS, pero cuando Oigamos este gnto, no olvidemos que Jeremlas no pensaba en una venganza l1ersona(, smo en defender a Oros su l1a(aára Sr e( profeta sufre y pronuncia su queja, lo hace para defender su honor Intlmamente entrelazado con el honor de DIos r El combate de la fe (Jr 20, 7-18) Esta ultima «confeslOn» no constituye una oraclon ya hecha, SinO que se pueden ver en ella dos fragmentos diStintOS, puesto que los v 12-13 parecen secundan os El v 12 se encuentra en Jr 11, 20 Y no parece pn mltlvo, el v 13 tiene una forma hímnlca y rompe la tonalidad del conJunto como SI un redactor hubiera quendo atenuar la violencia de la oraclOn «Me sedUJ'ste, Señor, y me deje sedUCir» (v 7) Jeremías acusa a DIos de haber quendo aprovecharse de su Juventud y de su Inexpenencla, o sea, de haberlo seducido como se seduce a una Joven (cf Ex 22, 15), haclendole promesas que luego resultan engañosas El lenguaje que se emplea pone la violencia de parte de DIOS, pero qUiere ser también la del amor decepcionado En estos momentos, Jeremlas no se hacía Ilusiones sobre las consecuencias que la mlSlon aceptada podía tener en su Vida Con el tiempo, el profeta se ha hecho objeto de burlas continuas para todos La razon de esta situación se debe a la palabra de DIos de que era portador (v 8) y que Implicaba fa denuncia del pecado del pueblo VolViendo sobre su acclon pasada, Jeremlas traza un balance negativo Entonces Intenta zafarse de la mlslon divina, pero la voluntad de DIos se apodera de él como un fuego devorador (cf Jr 23, 29, 5, 14) ASistimos a un verdadero combate Intenor entre Jeremlas y DIos El v 10 nos hace olr el cuchicheo de los adversanos del profeta y de sus amigos, pero el v 11 es un acto de confianza en DIOS, unlca esperanza del profeta 41 Por encima de los v 12-13 el v 14 recoge un tema que ya hemos Visto el de la maldlclon del dla de su nacimiento (cf Jr 15 10) QUizás sorprenda el desánimo del profeta que no solo maldice la fecha en que naclo (Jr 1 5) sino además y sobre todo al hombre que dio la noticia de ese nacimIento a su padre Jeremlas constata el fracaso humano de su mlSlon y considera que la muelte habna sido prefenble a todo lo que ha padecido Con este gnto de desolaclon acaba esta ultima «confeslon» '>In que venga ninguna respuesta de DIos a restaurar la confianza del profeta Más fuerte que sus palabras es el testimonio que da el profeta prosiguiendo la mlSlon que DIos le habla confiado SI exceptuamos el libro de Job no hay nlngun libro profetlCO que recoJa con tanta fuerza los gntos de un hombre hundido baJo la carga que DIos le ha Impuesto La unrca respuesta que DIos dará a Jeremlas a traves de un largo aprendizaje es la que dará más tarde a Pablo "Te basta con mI gracIa' (2 Cor 12 9) JeremJas conducido a przswn (segun una bIblia de Gerona) 42 VID LA ESPERANZA DE ISRAEL Y LA ALIANZA NUEVA En el corazón mismo del libro de Jeremías descubrimos como una verdadera joya el libro llamado de /a Canso/ación, en el que se ofrece un mensaje de esperanza para el pueblo de Israel.

Los gritos del profeta Jr 17, 14-18 es una suplica que comienza como las oraciones de un enfermo El texto se articula en torno a la objeción fundamental de los oyentes del profeta «¿Donde queda la palabra del Señor? Ir rm ~mTlr qu l:f 11; r'rclÓ1 ír e¡n;'clYY'cfUb' L Cí Cl eTttr es- qu l:f ¡Ir venida de ese dla es inevitable y el profeta pide entonces a DIos que le dé una suerte distinta de sus perseguidores SI el v 18 inSiste en su castigo, es porque el castigo tiene que sobrevenir para que se cumpla la palabra de DIos (cf Jr 1, 11-12) Encontramos este mismo acento en otra oraClon, la de Jr 18, 19-23 El profeta sufre por el contraste entre el papel que ha representado de Intercesor del pueblo ante DIos y la actitud de los oyentes que se convierten en adversanos suyos Los v 21-23 son un verdadero gnto de maldlclon contra sus adversanos, resulta un tanto extraña esta llamada a la venganza de DIOS, pero cuando Oigamos este gnto, no olvidemos que Jeremlas no pensaba en una venganza l1ersona(, smo en defender a Oros su l1a(aára Sr e( profeta sufre y pronuncia su queja, lo hace para defender su honor Intlmamente entrelazado con el honor de DIos r El combate de la fe (Jr 20, 7-18) Esta ultima «confeslOn» no constituye una oraclon ya hecha, SinO que se pueden ver en ella dos fragmentos diStintOS, puesto que los v 12-13 parecen secundan os El v 12 se encuentra en Jr 11, 20 Y no parece pn mltlvo, el v 13 tiene una forma hímnlca y rompe la tonalidad del conJunto como SI un redactor hubiera quendo atenuar la violencia de la oraclOn «Me sedUJ'ste, Señor, y me deje sedUCir» (v 7) Jeremías acusa a DIos de haber quendo aprovecharse de su Juventud y de su Inexpenencla, o sea, de haberlo seducido como se seduce a una Joven (cf Ex 22, 15), haclendole promesas que luego resultan engañosas El lenguaje que se emplea pone la violencia de parte de DIOS, pero qUiere ser también la del amor decepcionado En estos momentos, Jeremlas no se hacía Ilusiones sobre las consecuencias que la mlSlon aceptada podía tener en su Vida Con el tiempo, el profeta se ha hecho objeto de burlas continuas para todos La razon de esta situación se debe a la palabra de DIos de que era portador (v 8) y que Implicaba fa denuncia del pecado del pueblo VolViendo sobre su acclon pasada, Jeremlas traza un balance negativo Entonces Intenta zafarse de la mlslon divina, pero la voluntad de DIos se apodera de él como un fuego devorador (cf Jr 23, 29, 5, 14) ASistimos a un verdadero combate Intenor entre Jeremlas y DIos El v 10 nos hace olr el cuchicheo de los adversanos del profeta y de sus amigos, pero el v 11 es un acto de confianza en DIOS, unlca esperanza del profeta 41 Por encima de los v 12-13 el v 14 recoge un tema que ya hemos Visto el de la maldlclon del dla de su nacimiento (cf Jr 15 10) QUizás sorprenda el desánimo del profeta que no solo maldice la fecha en que naclo (Jr 1 5) sino además y sobre todo al hombre que dio la noticia de ese nacimIento a su padre Jeremlas constata el fracaso humano de su mlSlon y considera que la muelte habna sido prefenble a todo lo que ha padecido Con este gnto de desolaclon acaba esta ultima «confeslon» '>In que venga ninguna respuesta de DIos a restaurar la confianza del profeta Más fuerte que sus palabras es el testimonio que da el profeta prosiguiendo la mlSlon que DIos le habla confiado SI exceptuamos el libro de Job no hay nlngun libro profetlCO que recoJa con tanta fuerza los gntos de un hombre hundido baJo la carga que DIos le ha Impuesto La unrca respuesta que DIos dará a Jeremlas a traves de un largo aprendizaje es la que dará más tarde a Pablo "Te basta con mI gracIa' (2 Cor 12 9) JeremJas conducido a przswn (segun una bIblia de Gerona) 42 VID LA ESPERANZA DE ISRAEL Y LA ALIANZA NUEVA En el corazón mismo del libro de Jeremías descubrimos como una verdadera joya el libro llamado de /a Canso/ación, en el que se ofrece un mensaje de esperanza para el pueblo de Israel.

Download PDF sample

Rated 4.87 of 5 – based on 43 votes